Informe

La relación antagónica de dos íconos del Metal

Así como decíamos en un comienzo respecto de las divisiones que tanto parecen gustarle al ser humano, uno de los temas mas recurrentes en la historia del Rock y la música en general, y que da mucha tela para cortar, es el de la rivalidad entre artistas. Beatles vs Rolling Stones, Metallica vs Megadeth, Baron Rojo vs Obus, Almafuerte vs Malon, etc. Los enfrentamientos siempre han sido uno de los ingredientes del negocio, y las industrias discográficas han sacado bastante provecho. El caso que nos ocupa hoy es el de la relación antagónica entre dos de los vocalistas mas icónicos del Metal: Ronnie James Dio y Ozzy Osbourne.

¡Esto pasó hace muchos años, cuando nisiquiera existía MTV! Por ende es poca la información que anda circulando. Obviamente la pista principal apunta a que el primero reemplazó al segundo en la banda número uno de la historia de este género, Black Sabbath, hacia fines de los ’70… ¿Pero solo eso fue suficiente para generar semejante rivalidad? ¿Por qué no se generaba la misma situación con los demás cantantes de la banda de Iommy? Nos planteamos varias hipótesis, y luego de varios días de recabar y leer material de aquellos años, notas y entrevistas a los músicos y su entorno, salió un poco mas a la luz cómo se fue dando el asunto.

Hacia finales de la década del ‘70, Ozzy estaba en su peor momento respecto de su adicción a las drogas: los problemas de personalidad que estos traen aparejados, en vivo se olvidaba las letras, su registro vocal se veía afectado, etc. Tony Iommi decide entonces expulsarlo del proyecto, pero le pide a Bill Ward que sea el encargado de comunicarle en persona la decisión. Esta movida golpeó emocionalmente al cantante, y le dejó un resentimiento que le duró varios años.

Según recordaba Ronnie antes de fallecer en 2010, por aquellos días se había juntado con Iommy para hacer algo juntos, luego de ser presentados por Sharon Aren (futura mujer de Ozzy). «Antes de unirme a la banda, tuve una reunión con Tony y me dijo ‘¿Te puedo tocar algo que escribí?’, y tocó un riff. Le dije, ‘Dame cinco minutos’, y regresé con la letra, y la canción terminó siendo ‘Children of the Sea’. Lo siguiente fue que Tony me dijo: ‘Ya no queremos tocar con Ozzy, queremos tocar contigo’, y fue el inicio de uno de los mejores capítulos de mi historia». El resultado de esta unión fue el aplastante «Heaven and Hell», una de las mayores obras maestras del género, que volvió a poner a la banda en el mapa musical y le produjo un salto de calidad compositiva y musical.

Esto molestó a un ya sensibilizado Ozzy, quien ademas de ser reemplazado en su puesto de tantos años, veía el éxito alcanzado por la banda sin él al frente. Así inició en algunos medios una serie de hostilidades verbales contra el cantante italoamericano, por ejemplo: diciéndole al periodista John Edward Allen (de la revista Hit Parader): «Que se asegure de llevar un chaleco antibalas si es que se atreve a cantar ‘Paranoid’ o ‘Iron Man’ en vivo, yo mismo le dispararé», en referencia a Ronnie, quien prefirió no responder a afirmaciones de tal calibre, tal vez para no seguirle el juego. Pocos meses después, Ozzy sacaría el disco “Blizzard of Ozz”, producido por Sharon Osbourne (la hija de Dan Arden, mejor llamado el AlCapone de la industria musical), quien lo rodeó de grandes músicos en uno de los mejores estudios que pudiera haber en Inglaterra, y se fue olvidando un poco del asunto.

El éxito de ambos trabajos, y la negativa de los Sabbath a responder a los agravios de Ozzy, fueron apasiguando las aguas, pero todo cambió cuando el “Madman” se enteró de que sus antiguos hermanos sabáticos sacarían su primer disco en vivo. El periodista Hank Thompson entrevistó por aquellos días al Príncipe de las Tinieblas, y recuerda que nunca vio a Ozzy tan enojado, “¡Estaba tan ofuscado, que literalmente le salía espuma por la boca”. Es importante tener en cuenta que en este momento, mientras que todavía estaba profundamente sumido en las drogas, se sumaba el dolor por la muerte de su socio y amigo Randy Rhoads. El caso es que Ozzy abrió la entrevista con algunos duros conceptos sobre Sabbath, dejando en claro su ira por el lanzamiento de “Live Evil”, casi en simultaneo con su disco en vivo “Speak of the Devil”. «¡Son unos idiotas! Esperan quince malditos años para hacer un álbum en vivo, y luego hacen uno exacta-mente al mismo tiempo que yo hago el mío. Además de eso, todavía están usando algunas de mis canciones. No puedo creer que hayan tenido las bolas para poner ‘Paranoid’ y ‘Iron Man’. Black Sabbath tocando esas canciones sin que yo las cante, es como si cuatro chicos se juntaran y se llamaran a sí mismos The Beatles. ¡Eso es basura! Soy más grande de lo que Sabbath alguna vez fue. Es tan triste que todavía tengan que vivir de canciones que tienen diez años. Es una broma de mierda que no tengan más confianza en su material más nuevo. Sí, yo también hago ‘Iron Man’, pero esa es mi canción, la gente me demanda que lo haga. Me imagino que Sabbath todavía lo hace porque no sienten que sus nuevas canciones se mantengan bien». Por supuesto, estos comentarios de Ozzy fueron una tontera, ya que los créditos compositivos de dichas canciones le pertenecen a Geezer Butler, al igual que casi todas las pistas de aquellos álbumes, donde él solo figura como colaborador de algunos temas.

Ante estas blasfemias, el que no aguantó mas el silencio fue Dio, quien se encargó de aclarar a la revista Circus: «Les puedo asegurar que no llamamos al sello discográfico de Ozzy y luego tramamos un malvado plan para copiar su idea. ¡Eso hubiera sido muy estúpido para nosotros y para él! No soy tan ingenuo como para pensar que a muchos de nuestros fanáticos tampoco les gusta Ozzy. No creo que estemos en competencia directa. Simplemente tendrán que comprar dos excelentes álbumes en vivo. Estoy seguro de que ambos discos funcionarán muy bien!».

A todo esto, Iommi decidió sumarse al tren, y también dijo lo suyo, pero siendo mas directo, y aclarando la razón por la cual nunca llegaron a grabar un álbum en vivo con Ozzy, debido principalmente a que Osbourne estaba tan metido en hacer de showman, uno de sus fuertes, que a menudo olvidaba las letras de las canciones que habían estado tocando durante años, y agregó que los fanáticos de Sabbath tendrían que ser «bastante sordos para no escuchar la diferencia entre ambos y todo lo que Ronnie ha sumado a la banda en calidad al sonido y la escena”. Esto irritó hondamente a Ozzy, quien luego de escuchar este comentario durante una entrevista con el mismo Thompson gritó: «¡Esos imbéciles! Sabbath está muerto. No es que no me guste lo que están haciendo. Pero no es Black Sabbath, es una banda nueva y diferente. ¡Ni siquiera suena remotamente Sabbath, no es como perder a un bajista o baterista!».

Dio levantó el guante a estas afirmaciones y aclaró “Por suerte no sueno como Ozzy. Al menos espero no sonar como Ozzy. Esta es una banda que ha progresado donde Ozzy se negó a progresar o fue incapaz de progresar. He visto cosas en Creem Magazine y Rolling Stone que Ozzy ha dicho sobre Tony y sobre mi. Responder a las cosas que ha dicho Ozzy es como pelear en duelo con un hombre desarmado. Me siento como alguien que tiene una espada, contra alguien que no tiene idea de qué es un arma. Me parece que el hombre no está siendo inteligente. Dudo mucho que Ozzy pueda llevar una melodía si le das una radio en una maleta y se la das en la mano. Ya es hora de que alguien responda a las idioteces que este hombre ha estado diciendo. Y no le mordemos las cabezas a los pájaros, ni escupimos sangre a las personas. ¡No lo necesitamos! Le deseamos éxito a Ozzy». Incluso tiempo después de su salida de Black Sabbath, le explicaría al periodista y escritor Steven Rosen, que “Live Evil” estaba grabado desde muchos meses antes que “Speak…”, y subiéndole un poco el tono a la polémica, afirmó que lo que admiraba del Madman era “su capacidad para vender un producto malo… cantar así, y tener como cliché hacerse el desorientado en el escenario, es algo nunca visto… ¡y es una vergüenza cómo le metieron el efecto de afinador a su voz! ¡Su gira de presentación la debería auspiciar le empresa que fabrica afinadores! ¡Jaja!”.

Corrieron los años, y el tema pasó a ser una anécdota mas del pasado que parecía superada, hasta que a comienzos de los 90’ Geezer acerca las partes, y hacen las paces Dio con Tony para lanzar “Dehumanizer”, uno de los discos mas pesados y directos de la banda, que fue un éxito de ventas. Pero las reconciliación duró poco… Ozzy, que estaba haciendo su primera gira de despedida “No More Tours”, junto a su siempre polémica esposa y manager Sharon Osbourne, se tomaron el atrevimiento de invitar a Black Sabbath, pero reduciéndolos al lugar de “banda soporte”, algo que nadie en su sano juicio podría aceptar, pero por algún extraño motivo, Iommi y el manager aceptaron… esto fue suficiente para que Ronnie de un paso al costado, y fue reemplazado de urgencia por Rob Halford. “Me dijeron a mitad de la gira que abriríamos dos conciertos de Ozzy en Los Ángeles. Y dije: ‘No. Lo siento, tengo más orgullo que eso’. Además se estaban diciendo muchas cosas malas desde ambos lados, creando un horrible clima”. Si algo está claro, es que la jugarreta de Sharon para humillar a la banda y al mismo Ronnie, dio sus frutos… y Sabbath fue telonera de su excantante (quien no se cansó de tirarles dardos) y la reunión con Dio fue mas que fugaz.

El cantante italo-americano regresó a su proyecto solista dejando atrás cuanto antes este embrollo, y años después dejó en claro que él nunca tuvo problemas con Ozzy, “cuando él habla realmente no me importa ni me mueve la tierra, y por cierto nunca ha tenido problemas conmigo cuando he estado fuera de Black Sabbath. Tal vez sea porque él es muy posesivo con su ex-banda”. Cuando en AllMusic le preguntaron (maliciosamente) qué opinaba del show televisivo “The Osbournes” (por el que fueron tan criticados), dijo: “Me entristece que la gente hable mal de Ozzy y tenga una mala percepción de él por ese reality show. Debemos recordar que Ozzy fue uno de los creadores de este estilo musical, junto a los miembros originales de Black Sabbath. La gente debe recordar a Ozzy por su legado, no por un show televisivo”, dejando atrás cualquier resabio de aquella rivalidad.

Ya entrado el nuevo milenio, en 2007 la discográfica Rhino Records sacó al mercado “The Dio Years”, y fue la excusa para que los cuatro miembros que grabaron “Mob Rules” (Dio, Iommi, Butler y Apice) se junten a grabar tres canciones nuevas para incluir en el material, que fue bien recibido. El enfrentamiento volvió, y esta vez en forma de “demanda legal”, cuando Ozzy y Sharon se presentaron en los tribunales para prohibirle a una de las mejores formaciones de Black Sabbath presentarse con ese nombre. El juez cobró, y les dio la razón, a pesar de que Iommi era el dueño legal de la marca. Nuevamente la hija de Dan Aron y su marido se salían con la suya… pero hasta cierto punto! La banda grabó “The Devil you Know”, y la aceptación fue masiva, tal es así que le valió una gira mundial, pero bajo el título de Heaven and Hell, aunque en los recitales todo el mundo coreaba “Olé olé olé olé, Sabbath! Sabbath!” (estuve en el Luna Park el 7 de mayo de 2009, y puedo dar fe de ello), la misma fue un éxito, siendo sold out en casi todos los conciertos.

Sorpresivamente, y cuando la cosa parecía ir en ascenso, Ronnie fue diagnósticado con un agresivo cáncer de estómago, que en pocos meses acabó con su vida… por el lado de Ozzy, este se mostró angustiado por la partida, reconoció que “Ronnie fue uno de los mejores cantantes en la historia del Rock, y todo un revolucionario”, y hasta se mostró arrepentido de varias cosas que hizo y dijo, producto de sus adicciones y su alocada personalidad. Sharon, que también tuvo mucho que ver en esta “rivalidad”, ni lenta ni perezosa, movió todos los hilos, y la formación de Sabbath con Ozzy era un hecho… ¿Casualidad? ¡Nunca lo sabremos!

  • Publicado originalmente en revista Vientos de Poder n°11
Compartir:

Redacción

Esta nota fue redactada en colaboración por varios miembros de este medio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *