Cosquín Rock 2024: Cuando el Rock se disfraza de Pop

Este año, a horas de la confirmación de los horarios de sus bandas, el esperado Cosquín Rock 2024 parece tener una propuesta más interesante que nunca, al menos si tu definición de «interesante» es que todos suenen distinto en un único escenario. El festival, que alguna vez fue un paraíso para los amantes del rock y el metal, ahora se ha convertido en un híbrido confuso de géneros. Esta actitud deja a los metalheads preguntándonos si han tomado un desvío en la carretera de la distorsión hacia un pasto pop plagado de flores.

El pasado

Antes, podíamos deleitarnos con la poesía de Ricardo Iorio, la furia de Horcas y la brutalidad de bandas internacionales como Sepultura, Anthrax o Brujería. Pero este año, parece que la fórmula mágica para satisfacer los oídos metaleros se ha disuelto en un cóctel de artistas que van desde Divididos hasta… ¡Lali! Supongo que todos sabemos que el rock y el reggaetón son dos lados de la misma moneda, ¿verdad?

El famoso escenario metal, que alguna vez vibró con riffs y bandas de un nivel enorme, ahora parece haber sido reemplazado por un espectáculo en el que incluso el término «rock» se aplica con moderación. Pero no se preocupen, al menos tendremos a Slash para recordarnos que alguna vez fuimos los reyes del Cosquín Rock. Eso fue antes de que las bandas indies y los nombres desconocidos nos invadieran como un virus melódico.

La visión

Aunque a veces pueda resultar frustrante para los amantes del metal ver cómo el Cosquín Rock se aleja cada vez más de sus raíces más pesadas, es justo reconocer que José Palazzo ha dejado una marca imborrable en la historia del rock en Córdoba. Su gestión ha permitido que bandas icónicas como Metallica, Iron Maiden y Megadeth hayan pisado suelo cordobés. Experiencias que de otra manera hubieran sido difíciles de imaginar. A pesar de las posibles pérdidas económicas que él haya afrontado en el proceso, Palazzo insiste en que la satisfacción de brindar estas experiencias únicas a los fanáticos locales supera cualquier inconveniente financiero. Podemos debatir sobre la dirección del festival, pero debemos reconocer que estas oportunidades no serían posibles sin la visión arriesgada de Palazzo.

Esta vez el Cosquín Rock 2024 promete una experiencia musical selecta que nos llevará por un paseo inesperado. La única constante es la incertidumbre de qué tipo de banda escucharemos a continuación. ¡Prepárense para una pequeña e insuficiente dosis de rock… y tal vez algo más!

Compartir:

Augusto Paganini

Licenciado en Comunicación Social, guionista de contenido audiovisual y periodista gráfico. A veces me pongo a escribir y salen cosas como la que acabás de leer. Empecé a escuchar música con Metallica, Nirvana y Pantera, ¿y vos?

Un comentario en «Cosquín Rock 2024: Cuando el Rock se disfraza de Pop»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *