La accidentada historia de los hermanos Oliva

En esta ocasión, dedicamos esta sección a una de las bandas de culto preferida por muchos. No somos pocos los que sostenemos que sin la tragedia de 1993, hoy tal vez se estarían codeando con bandas de la talla de Judas Priest, Iron Maiden, Megadeth o Metallica… esta es la historia de Savatage.

Fundada en 1979 bajo el nombre de Avatar por los hermanos Jon y Criss Oliva (hijos de un apasionado músico de jazz) y por el baterista Steve Wacholz (apodado “Doc KillDrums”, por razones obvias) comienzan ensayando detrás de la casa de los Oliva, en una cabaña que llamaban “’The Pit”. Con lo temas listos, reclutan a Keith Collins como bajista (que en realidad era guitarrista, una especie de Hulk Hoggan mucho mayor que ellos, pero con muchas ganas y contactos) y así sacan su primer EP; pero horas antes de imprimirse la gráfica, les avisan de la existencia de una banda europea llamada igual, y en minutos deciden pasar a llamarse Savatage (un juego de palabras entre “Savage” y “Avatar”).

Los comienzos

Así en 1983, de la mano de ParRecords estos cuatro personajes sacan su primer LP: “Sirens”, discazo desde el comienzo! ¡Una obra musical atrapante, poderosa, uno de los mejores debuts discográficos! A la voz limpia y apocalíptica de Jon, con sus particulares alaridos, y la inmensidad técnica y melódica de Criss en las seis cuerdas, se suman pinceladas de luz y oscuridad inteligentemente entrelazadas, un sello identificatorio de la banda a lo largo de toda su carrera. Poco después sale “The Dungeons are Calling”, un disco de seis temas que vienen a ser la continuación del primer trabajo (incluso casi que fueron grabados en simultáneo) pero con composiciones mas misteriosas y oscuras, tal como indica el título .

La historia de Savatage
Primera formación de Savatage: Keith Collins, Steve Wacholz, Criss Oliva y Jon Oliva (la historia de Savatage)

Llega 1985 y dan el gran salto al firmar un contrato con la gigantesca Atlantic Records. Así sale “Power of the Night”, con una producción mas pulida tanto en el sonido como en lo musical, ya que la productora les dejó tomarse el tiempo que quisieran para hacer “un gran trabajo”. Consiguen excelentes críticas por parte de los medios especializados y de paso le dejan buenas regalías a la discográfica, que comienza a verlos con mas aprecio.

Es aquí cuando el grandote Keith se aleja del grupo, reconociendo que no era capaz de interpretar correctamente las nuevas canciones que traían los Oliva, y entra en su lugar un rubio glamero llamado Johnny Lee Middleton, quien venía de la banda Lefty, con quienes ya había conseguido cierta repercusión. Si bien al comienzo lo dudó, cuando supo que la invitación a grabar el cuarto disco venía con gira por Europa incluida, lo aceptó sin dudarlo!

Un resultado no deseado

Así con la idea de Atlantic de lograr un sonido mas comercial, para la grabación del cuarto trabajo, «Fight for the Rock», fueron obligados a componer en la onda del Glam en boga por esos años, algo a lo que los Oliva se opusieron en un momento, pero que no les quedó otra salida por las firmas ya estampadas bajo la letra chica. El resultado fue un disco suave, ni la fabulosa guitarra de Criss tuvo el protagonismo merecido, y la voz de Jon salió algo forzada, carente de la personalidad que lo caracterizó siempre.

La misma banda luego se encargaría de rebautizarlo “Figth for the Nightmare” (Luchar por la Pesadilla), ya que no quedaron conformes con el resultado: la prensa los liquidó, los fanáticos de siem-pre se sintieron traicionados, y las ventas fueron muy malas; razones válidas para que nunca toquen un tema de ese disco en vivo! Si bien aquel engendro de Atlantic significó el disco mas flojo (que a modo personal no me parece tan malo, pero seguro no a la altura de lo anterior, su salida les habilitó la primer gira europea, teloneando a Motörhead en la gira presentación de «Orgasmatron”.

La historia de Savatage
La formación que pega el salto: Walchoz, Jon, Criss y Lee Middleton

Esta mala repercusión de “Figth for the Rock”, golpeó bastante el ánimo de los muchachos, tanto que se estaban planteando darle un punto final al proyecto… cuando Jon recibe una llamada de un tal Paul O´Neil, que los conocía desde la edición de “Sirens”, y confiaba en el talento de los Oliva, para ofrecerle sus servicios como colaborador y productor artístico. Jon aceptó, y esto significó un hecho bisagra, que los convirtió en la banda plagada de éxitos y pulidas composiciones que conocemos hoy.

La llegade de Paul O’Neil

Paul, un verdadero cráneo creativo, pasaría a ser hasta sus últimos días el miembro en las sombras de la banda. Así en 1987 con su aporte, llega una gran obra maestra de todos los tiempos: «Hall of the Mountain King». ¡Épico! ¡Plagado de fuerza, vitalidad y complejidad! Cualquier buen amante del género debe tener en su colección este álbum. El mismo los llevó a una gira por los Estados Unidos junto al gran Ronnie James Dio y Megadeth, además de la grabación del primer videoclip, el pletórico tema que da nombre al disco, un clásico de Savatage!

Es en esos días que Jon es tentado por Tomy Iommy para cantar en Black Sabbath, pero rechaza la generosa oferta, y en su lugar manda a un gran amigo de ellos a probarse, el fenomenal Ray Gillen, que había cooperado en el single “Strange Wings”, y era un asiduo invitado a sus presentaciones en vivo. Paralelamente, Criss era constantemente acosado por Mustaine para que se sume a Megadeth, pero también le rechaza la oferta porque creía mas en el proyecto con su hermano, y porque sabía del carácter de Dave, que cambia de guitarrista como de ropa interior!

Para la gira presentación, Paul comenzó a insistir con reclutar a otro guitarrista, algo a lo que los hermanos se oponían, pero luego de mucho rogar, logró que acepten el ingreso del joven neoyorkino Chris Caffery, pero… con la condición de que tocaría detrás de las cortinas, haciendo la base rítmica. La gira fue un descontrol, terminaron expulsados junto a Megadeth por problemas de drogas y con Jon internado en un centro de rehabilitación.

La historia de Savatage
Savatage pasa a ser por primera vez un quinteto con la inclusión de Chris Caffery (La historia de Savatage)
Savatage pasa a ser un quinteto

Luego del alta del cantante, Savatage se pone en marcha con lo que sería su nueva gran obra, «Gutter Ballet», pero esta vez con Chris Caffery ya como miembro oficial. Este disco significa el mejor momento del grupo desde el punto de vista musical, mostrando una gran maduración en el sonido, con la inclusión del piano (ejecutado por Jon, claro!) y varios elementos orquestales, algo muy difícil de ver por aquellos años. Muchas de estas letras fueron escritas por el mayor de los Oliva en la clínica.

El éxito de este LP los lleva a una larga gira con King Diamond y Testament como teloneros, y así vuelven al formato de cuarteto por la salida de Caffery (quien luego afirmaría que fue uno de los peores errores de su vida como músico, y creo que no se equivoca), para comenzar a trabajar en su nuevo disco: “Streets”, que llegó a tener 40 canciones, pero del cual solo quedaron 16.

Dicho trabajo sería el último con los hermanos trabajando a la par, ya que poco después Jon decide desertar por el mal estado de su garganta (terminaba escu-piendo sangre en las presentaciones) por sus excesos, y se interna por dos años, en una clínica de desintoxicación. Le hacen un concierto de despedida en la ciudad de Tampa Bay ante un público bastante numeroso, y en su lugar ingresa Zak Stevens (de la banda Wicked Witch), presentado este por el mismo Jon. Así en 1993 ve la luz «Edge of Thorns», otro éxito de ventas, y que sonó mucho en las emisoras por aquellos años, y que tuvo una gran llegada al exterior gracias a MTV (cuando aún era un canal de música).

La historia de Savatage
El virtuoso Chris, tiempo antes de su temprana partida (La historia de Savatage)
Una tragedia que cambia todo

Pero sucedería la tragedia que marcaría a fuego esta historia… Luego de la salida de Walchotz, después de un parate en la gira mundial, en la madrugada del 17 de Octubre de 1993 un conductor borracho se estrella contra el auto de Criss y su esposa, matando al menor de los Oliva al instante. El criminal al volante estuvo casi dos años preso, perdió la licencia, y paga u$s100 mensuales de pensión a Dawn Oliva…

Pero la peor parte la llevó Savatage y el mundo del Metal, que perdieron a una de las mayores mentes creativas de su historia, un músico autodidacta sin igual, que nunca se preocupó por aprender teoría musical, ya que todo lo conseguía con su oído y su tremenda creatividad, con muchos años por delante y mucho por darnos. Sin lugar a dudas, uno de los mejores y más infravalorados guitarristas que el mundo del Rock nos ha dejado.

El espíritu de Criss

Como consecuencia de este gran golpe, se organiza un concierto a la memoria de Criss, donde se produce la presentación de Savatage con Jon nuevamente a la cabeza, mientras que en el sitio de Criss se pone una guitarra stratocaster blanca con rosas. Seguidamente, Jon compone junto al genio creativo Paul O´Neill “Hand full of Rain”, disco plagado de emotividad, donde graba casi todos los instrumentos excepto la voz y los solos de guitarra, que fueron hechos por el mechudo guitarrista de Testament, Alex Skolnick, que pasa a ser el primer reemplazo del martir. La gira, fue muy exitosa, llevándolos incluso hasta Japón, donde graban su primer disco en vivo “Japan Live ‘94”.

La historia de Savatage
Savatage ya sin Criss, con la inclusión de Jeff Plate, Zak Stevens y Al Pitrelli (La historia de Savatage)

La temprana partida de Criss fue un golpe irreparable para todos, y por lo visto al bueno de Jon no le alcanzó con un disco homenaje, por lo que decidió mantener la banda activa como una correcta manera de reivindicar el espíritu de su virtuoso hermano.

Así decide hacerse cargo del piano y la segunda voz, y logra que regrese a la banda Chris Caffery (¡quien acepta sin dudarlo ni medio segundo y casi que corre a besarle los pies!), incluye al guitarrista Al Pitrelli (eximio guitarrista con un extenso currículum en su haber: Alice Cooper, Asia, Widowmaker, Randy Coven, etc) ya que Skolnik prefiere volcarse por aquellos años al jazz, y el baterista Jeff Plate (proveniente también de Wicked Witch, que había reemplazado en la gira a Walchotz), y nuevamente con Zak al frente y Jhonny al bajo, editan el magnífico «Dead winter dead», y obviamente con el genial aporte compositivo de O´Neill, quien comenzaba a embarcarse (y embarcarlos) en lo que sería luego…

La Trans-Siberian Orchestra

T.S.O. es un ambicioso proyecto que actualmente, es mucho más exitoso en ventas que los propios Savatage, con un punto de vista mas comercial, donde la banda de Jon Oliva (que también es productor) es acompañada por músicos de la escena de Broadway y una gran orquesta, en medio de muchos fuegos pirotécnicos, luces exorbitantes, grúas, pantallas gigantes… un show ideal para el público norteamericano! ¡De seguro en nuestra región les costaría traer un show de ese nivel, por los altos requerimientos! Según palabras del propio Jon, con el primer disco de T.S.O., vendió mas que con todos los discos juntos de Savatage, pero ese no es el punto!

Ya trabajando en paralelo con T.S.O., vendría «The Wake of Magellan», en 1998, más complejo desde lo compositivo, con elementos más sinfónicos y melódicos, y de cortes menos agresivos, un disco conceptual basado en un descendiente del mítico marino Magallanes, donde se va narrando una historia de batallas y situaciones límite. Es un disco perfectamente pulido, pero que no creo que guste a los seguidores de las primera épocas. Este trabajo los llevó por una mega gira mundial que los trajo a nuestro país por primera vez, luego de pasar exitosamente por el Rock in Rio ‘98.

La llegada del nuevo milenio

Ya a comienzos del nuevo milenio se producen las salidas del “músico sesionista de alta gamma” Al Pitrelli (en Megadeth le ofrecieron un cheque mas jugoso) y de Zak Stevens, que acababa de ser padre (Jon supo que no iba a contar con él al 100%, por lo que lo dejó ir, aunque el muchacho no tuviera reales intenciones de hacerlo), y quien al cabo de un tiempo, aparece con su nueva banda Circle II Circle, que contó con las colaboraciones de Caffery y el mismo Jon.

la historia de Savatage
Ultima formación estable: Caffery, Jon, Lee Middleton y Plate (La historia de Savatage)

De esta manera, sale “Poets and Mandmen”, el último trabajo oficial de Savatage, que aunque no alcanzó el nivel emotivo de anteriores entregas, es uno de sus álbunes más accesible desde el punto de vista musical, con enriquecedores y estudiados detalles, y con el plus de que Jon volvió a hacerse cargo de las voces como en las viejas buenas épocas, algo impagable para los fanáticos de siempre!

Una larga pausa

Aunque nunca hubo un anuncio formal de una ruptura, durante mucho tiempo se pensó que la banda ya no existía… hasta que en 2015 se produce el regreso a los escenarios en el gran festival Wacken. Fue un evento realmente pirotécnico, con Savatage en el primer escenario (con Jon, Zak, Pitrelli, Caffery, Middlenton y Plate) y en el segundo escenario la Trans-Siberian Orchestra, todo ello orquestado puntillosamente por el gran Paul (quien desgraciadamente nos dejó hace poco mas de un año por un shock irreversible).

Ultima presentación en vivo, Caffery junto a Jon en el Wacken 2015

Jon ha afirmado en varias entrevistas que Savatage sigue vivo dentro de la T.S.O., tocan muchos de sus temas y está él con los demás muchachos, pero hoy lo que definitivamente les da de vivir con dignidad es el megaespectaculo de ópera rock, que no para en todo el año; mientras que mantiene su proyecto Jon Oliva’s Pain para darse el gusto de tocar el Heavy crudo que siempre amó hacer desde sus inicios junto a su hermano Criss.

De todos modos, el regreso a escena de Savatage, está latente a todo momento! ¡El tiempo lo dirá!

  • Publicado originalmente en revista Vientos de Poder n°10
Compartir:

Agustin Di Mauro

Licenciado en Ciencias de la Información (UNC), especializado en medios gráficos y digitales. Redactor y editor de Vientos de Poder desde 2012. Melómano apasionado del Metal. ¡Más Judas Priest, menos Poison!