El Reloj cerró el 2023 celebrando medio siglo

Crónica del show brindado días atrás por la legendaria agrupación

La cita fue en el Roxy, a partir de las 19.30 horas. Un show colmado de emotividad y nostalgia, de principio a fin, con todos los exponentes. Desde Vientos de Poder tuvimos la oportunidad de acudir a una fecha histórica, distinta a todas las otras. Un cierre magnífico para el año. 

Blas Mora

Para las 20.30 ya había dentro del Roxy unas cincuenta personas, esperando la apertura del telón. A los diez minutos arranca Blas Mora, trío de Hard Rock que comienza su set de menos de diez temas con “Fortunate Son” de Creedence Clearwater Revival. Viajamos en el tiempo a un clásico antes de seguir con “Botas Rojas de Reptil”. Algunos temas después, la banda interpreta su versión de “El Forastero” de Riff, clásico de la banda nacional de Hard Rock. “Ella Mató a Cupido”, “Un Talento Especial” y “La Batata” son los elegidos antes de cerrar con “Highway to Hell” de AC/DC. La banda,  perfecta en sonido, imagen y show, generó vitores entre los oyentes y atrajo algunas nostálgicas sonrisas con los covers elegidos. Sin dudas, un arranque ideal para una velada muy emotiva.  

Marcos Salazar

Para las 21.20 vuelve a abrirse el telón y otra vez se presenta Marcos Salazar. Este bajista con más de diez años de carrera en diferentes proyectos comienza la presentación de su material solista junto a otros tres músicos. Nos salimos de la línea de Rock Pesado y vamos con algo más progresivo, un tanto experimental. Un sonido excelente, con una puesta de luces y humo que acompañan la mística sonora que muestra la banda. El Roxy aún no está lleno, pero ya estamos a la mitad de capacidad, cuando Marcos se dirige al público, bromeando: “Están todos muy atrás, y hay mucha gente afuera que no puede entrar por eso. Vamos, un poco más adelante.” 

Ni bien se cumple esto, el frontman da a elegir al público entre un cover de La Máquina de Hacer Pájaros y otro de Crucis. Más allá de que el segundo fue pedido a gritos, la banda interpreta ambos. El show mantuvo expectante a la gente, sosteniendo el gusto por lo clásico en un público mayormente “de cassette” e hipnotizando a los oyentes.

El Reloj

Volvemos a los recuerdos. Nos volvemos atemporales. Ya venía ocurriendo durante las presentaciones más tempranas. Comienza a abrirse el telón por última vez, mientras suenan los riffs más pesados de la noche sin esperar a la apertura en su totalidad. Al frente va Eduardo Frezza, con ya 71 años, aún pesado, vigente, rockero. A su derecha, Osvaldo Zabala, quien además de Frezza, es el único miembro original de la banda. A su izquierda Alan Left, junto a Zabala, responsable de las guitarras cuando arranca “Mas Fuerte que el Hombre”, “El Viejo Serafín” y “Vuelve a Reinar el Día”. Los coros y teclados, a cargo de Richard Arena, la batería es responsabilidad de Maximiliano Zabala

Los jóvenes integrantes de la banda son el motor de empuje, pero ojo, que los más experimentados no aflojan un solo segundo. Para el séptimo tema se guardan “Blues del Atardecer”. Frezza les da el espacio al público para la primera línea del estribillo y el público lo canta a todo pulmón. Un clásico incluso reversionado por Ricardo Iorio, quien reconocía a esta banda como la primera del país en tocar Rock Pesado. De hecho, se considera que fueron los primeros en tocar riffs metálicos. No nos olvidemos del fallecido “Locomotora” Espósito, baterista original de la banda y el primero del país en usar el doble bombo. 

Entre temas, los músicos saludan y señalan a los amigos, a los conocidos. Volteo y el Roxy está completo. Hoy no hay pogos, no hay agite violento y desencadenado. Hoy hay aplausos, vitoreos tradicionales y sonrisas. Para los fanáticos de la banda, para aquellos que escucharon su música cuando antaño fue actual, es recordar una anécdota. Es volver a los tiempos de Manal, Vox Dei, de Billy Bond y la Pesada del Rock and Roll. Nadie mira el reloj, pero todos están atentos a El Reloj

Se da una pausa, un respiro para la banda, donde Maxi Zabala mete un demoledor solo de batería. Es entonces cuando Frezza invita a unos amigos a subir al escenario. Se trata de dos fanáticos de la banda que buscan reivindicar a la misma. Entre el show de Blas Mora y Marcos Salazar uno de ellos se acercó para pedirme firmar un petitorio con el objetivo de colocar una placa conmemorativa en la Plaza del Cañón, situada en Lomas del Mirador, donde se formó la banda. Ahora suben para entregar un reconocimiento que proviene del Concejo Deliberante de La Matanza, con palabras que buscan reivindicar el Rock. También rendir tributo no solo a la banda actual, sino a todos los músicos que pasaron por ella: Willy Gardi, Luis Valenti, Locomotora Espósito y muchos más, para quienes El Reloj fue como un semillero de excelentes músicos. 

Los temas elegidos para cerrar la noche fueron “Hijos del Sol y de la Tierra”, “Alguien más en quien confiar” y “El mandato”. Para cuando terminó, el reloj daba las 23.30, solo una hora y media de show, aunque se sintieron como tres o cuatro. Así cerrábamos el año, con una mirada al pasado, con una banda con más de cincuenta años cargando en hombros el legado del Rock Pesado argentino y quien dice si no también, la causa del arranque del Heavy Metal nacional. Una carga que Frezza y Zabala saben llevar, junto a sus actuales compañeros, manteniendo el estandarte de la música pesada en alto: que El Reloj no se detenga, que el Rock aún no muere. 

Crónica y fotografías: Facundo Rodríguez

Galería de Fotos:

Compartir:

Facundo Rodriguez

Fotógrafo. Ex estudiante de cine y FX. Fan de la ciencia ficción y la literatura fantástica. Cada tanto escribo sobre lo que me gusta. No importa la rama del Metal, siempre que haya Metal sonando.

Un comentario en «El Reloj cerró el 2023 celebrando medio siglo»

  • el 04/01/2024 a las 20:23
    Enlace permanente

    Estos tipos son historia viviente, hasta el gran Ricardo -que Dios lo tenga en su gloria- los referenciaba y los ha tributado muchas veces. capos capos!!

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *