Lörihen nos agasajó con una noche mágica

Crónica del show brindado por la longeva banda nacional

El pasado 23 de diciembre se llevó a cabo un hecho histórico. Esa noche una de las legendarias bandas de Power Metal/Hard Rock argentino, realizó el lanzamiento oficial de su último trabajo discográfico, llamado «La Magia del Caos». Innerforce y Arpeghy fueron las agrupaciones invitadas por Lörihen para esta gala. Esto aconteció en El Teatro Vorterix, donde las puertas se abrieron a las 19:00 horas.

Innerforce, los jóvenes guerreros invadieron Vorterix 

A las 19:30 esta agrupación joven salió al escenario. Inmediatamente nos sumergió en un mundo de historias y leyendas, en base a sus canciones y sus riffs con tono épico medieval. Hicieron un breve repaso de sus trabajos discográficos, y algunos de los temas que sonaron en la noche fueron «Revolution» e «Innerforce». Al público se lo vio muy contento ante tal performance y, además, gritó cada canción como si fuera un grito de guerra. «¡Innerforce, Innerforce!», fue el cántico atronador por excelencia que se escuchó retumbar en el recinto. Pero la gente pedía el hit que siempre tocan en sus performances. Por ello, para finalizar, lo hicieron con «Galleons Of Nations», tema muy característico, en la cual el público se sienta y emulan ir remando en un galeón. A las 20:10 horas finalizaron el show.

Arpeghy, cerró un año inolvidable 

A las 20:25, esta clásica agrupación de Hard Rock, salió al escenario principal de Vorterix, y ratificó una vez más el gran año que han tenido. Tocaron un variado set list, donde nos llevaron en un túnel del tiempo musical. Algunos de los temas que se escucharon en esa noche fueron «Laberinto» y «Dame una Señal». El recinto a esa altura de la noche se mostraba colmado, y con la gente acompañando con cánticos fervorosos cada canción que nos brindaban los músicos. El gran cierre de esta velada fue con uno de los hits que el público corea el principio de dicho tema, «Mi Destino». Así cerró esta gran presentación a pura fiesta hard rockera, e invitaron a los espectadores a saltar y gritar. A las 21:05 finalizaron la actuación.

Lörihen, la magia musical se apoderó de una noche de gala

Y llegó el momento nomás. Aproximadamente a las 21:35, ante un Teatro Vorterix en ebullición, se apareció Lörihen, para presentar en sociedad su último trabajo discográfico, llamado «La Magia del Caos». Un álbum muy esperado por los fans de la banda. Ni bien arrancó Emiliano Obregón con sus primeros riffs, contagió a la gente toda la emoción vertida desde el escenario. El comienzo fue vertiginoso, con «Vencedor de la Derrota», «Fantasmas del Ayer» y «Grito de la Libertad», tres primeros temas con sonido muy potente. Guitarra y bajo sonaban muy sólidos, la batería se mostraba imponente ante cada golpe, y la voz de Lucas Gerardo mostrando un grado de avallasamiento abismal.

Lörihen nos agasajó con una noche mágica

Inmediatamente hubo un viaje al túnel del tiempo, donde entonaron «Bajo La Cruz». Allí el teclado jugó un papel fundamental en el inicio, provocando un coro masivo de fans cantando de principio a fin este himno característico de la agrupación. Luego continuó con antigüos temas que en su momento dejaron una huella imborrable, tales como «Presa Facil» o «Aún Sigo Latiendo». Canciones que elevaron la temperatura del recinto que cada vez estuvo más lleno.

Un momento muy emotivo se vivió cuando anunciaron la presencia del señor Marcelo Pérez Schneider, bajista de Presto Vivace, que inmediatamente subió al escenario y, con la imagen de las Islas Malvinas de fondo y la bandera argentina, entonaron «Frías Islas» en homenaje a los soldados caidos en la guerra. El bajo de Marcelo, ex combatiente, hizo que a más de un espectador se le piante un lagrimon. Al finalizar la performance y luego de unas palabras alusivas el Teatro por completo entonó «¡El que no salta es un inglés!».

Lörihen nos agasajó con una noche mágica

Pero esto no fue todo, faltaba una sorpresa más. Quien subió a continuación al escenario fue un ex-Lörihen, y actual miembro de Asspera: el señor Julian Barret. Lo hizo para tocar otro himno de la agrupación, «Cadenas de la Perversión». Fue para que se venga abajo por completo El Teatro. Luego la noche ameritó para realizar un popurri que la gente espero con ansias, por ello nos deleitaron con un tridente musical de «Utopía», «Corazón» y «Traidor». Luego, ante una lluvia de papelitos interminable, cerraron con «Vida Eterna», ante un recinto exultante y con clima festivo. Aproximadamente a las 23:05 finalizó el show.

La magia de transportarnos con la música por distintos estados emocionales fue lo que vivimos en una noche que quedará alojada en nuestras memorias por siempre.

Crónica: Sergio Silva
Fotografía: Facundo Rodríguez

Galería de Fotos:

Compartir:

Sergio Silva

Cronista de recitales y entrevistador de músicos. Conductor. Colaborador en el programa "Heavy Rock y Algo Más" de Mar del Plata. Colaborador en el programa "Metales Brillantes". Me gusta mucho el rock, el metal y sus diferentes vertientes, me considero un trotamundos en los recitales, y soy muy insistente a la hora de conseguir entrevistas e información para difundir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *