Jeriko demostró ser la esencia del Metal

La noche se presentaba con una tenue llovizna, ideal para escuchar música en vivo dentro de un recinto. En el mítico 9.90 Arte Club, uno de los lugares más emblemáticos que quedan en la ciudad de Córdoba para la movida metalera, se estaba por presentar luego de mucha espera una de las bandas mas virtuosas del Metal Argentino. El evento se vio retrasado por una matiné en el mismo lugar, lo cual no está mal… solo habría que empezar a copiar lo que funciona en otros lugares, que empiezan un poco antes, logrando una mejor convocatoria de público. Llamó la atención la falta de Black Masses, banda tributo a Sabbath, durante la fecha, no sabiendo hasta el momento el motivo por su no participación. Pero bueno, Jeriko pasó por Córdoba, dejando en claro que es una banda con la esencia del Metal intacta. ¡Asi lo dejó marcado en nuestras retinas y oídos, haciendo un show inolvidable para todos los que estuvimos haciendo el aguante!

Las bandas locales comenzaron a sonar

Pero vamos por el comienzo. Siendo las 1:15 sube Dominio al escenario, una banda relativamente nueva en el ambiente cordobés. Aunque hay tres ex-integrantes de la disuelta banda P.A.C.TO en ella, hicieron su propuesta de Metal Core y Nü metal, muy bien elaborado. Sonaron excelentes canciones, tales como “Nuevo despertar”, “Alejándote” o “La pesadilla”. Dichas composiciones están en video en su canal de Youtube. Cerraron el set con “Slave new world” de Sepultura, para la locura de las huestes que estaban ingresando.

 Jeriko pasó por Córdoba
Dominio, en la noche que Jeriko pasó por Córdoba (Foto: Leandro Tito)

Pasados 20 minutos de las 2AM, llego el turno de Ruskin Arms. Es una banda formada en el 2000 y que hacen Heavy Metal tradicional, pero directo y al hueso. Hicieron un set muy prolijo con sus temas que ya son clásicos para muchos: “Mil profecías”, “Siglos de enfermedad”, “Cuero y metal”. Y el cierre llegó con uno de los temas más conocidos de la escena cordobesa: “Busca tu destino”. Antes, desde el escenario, anunciaron la salida de su «Live sesión/capitulo 2». ¡Esperemos que sea pronto!

 Jeriko pasó por Córdoba
Ruskin Arms, en la noche que Jeriko pasó por Córdoba (Foto: Brenda Bustos)
La hora de Jeriko

Después de tanto esperar verlos por el horario, y además porque hace mucho tiempo que no se presentaba en nuestra ciudad, por fin a las tres y media, arrancaron los legendarios Jeriko con todo “Rendidos a nadie”. Fue el caballito de batalla para abrir, tema que le da nombre a su nuevo disco doble. En esos momentos Javier Cuevas tuvo problemas con su guitarra, pasando la banda a ser un cuarteto, lo que no  se noto en su presentación debido a la gran cantidad de shows que tienen encima. Hicieron un cambio en la grilla de canciones, tocando una donde tiene más relevancia el bajo. Asi empezó a sonar “Desde los fríos muros”, en el cual Marcelo Bracalente hizo un solo virtuoso e inmejorable.

Ya subsanado el problema con la viola, se pudo seguir sin contratiempos hasta el final del show, y continuaron con una seguidilla de auténticos clásicos. Y claro, cómo no van tener tantos, si están cumpliendo 30 años de trayectoria, lo que los convierte en una  autentica banda de culto en el ambiente. Sonaron temas como “Mal herido”, “Hasta el final”, “Desde la oscuridad”, hasta que le tocó el turno a EL CLASICO (sí, con mayúsculas) “Reventado”, generando el delirio de toda la parcialidad. Le siguieron “Bajo mi ley”, “Recuerdos”, “Sin vos”, “En el adiós”… ciertamente el setlist elegido no daba respiro para nada, llegaron “Cuídate”, “Gladiador”, “No pares”, para cerrar con una canción fuera de lista: “Libre otra vez” del álbum «Instinto”

 Jeriko pasó por Córdoba
Jeriko pasó por Córdoba (Foto: Adriel Altare)

Un párrafo aparte merece la versión de “Nada en vano” (Pogo) con Franco Casañas (Marya) en dueto con Renzo, realmente ambos demostraron tener muy buenas dotes vocales.

Una noche inolvidable

Jeriko pasó por Córdoba. Y realmente anoche vimos una autentica banda de Heavy Metal, con dos excelentes guitarristas como lo son los históricos Claudio Duliba y Javier Cuevas, quienes suenan muy afilados y a puro machaque. Un señor bajista, Marcelo Bracalente, que tiene un virtuosismo con ese bajo de seis cuerdas que es realmente envidiable. Tremendo también lo del baterista, Manchi Rodríguez, que cumple con creces con el objetivo, él junto a Braca te hacen retumbar el pecho. ¿Y qué decir de la nueva incorporación, Renzo Favaro? Sin dudas un excelente cantante, y sobre todo un encantador del público como pocos.

Por suerte los que estuvimos ahí hemos asistido a una noche inolvidable, deseando que no termine nunca. Esperemos que no pase tanto tiempo para poder verlos nuevamente por la docta.

Galería de fotos:

Compartir:

Sergio Bustos Verón

Cronista y difusor de bandas de Córdoba y Argentina. Administrador de diversos grupos de divulgación en redes sociales. Escucho Heavy Metal desde los '80s y tengo preferencia por todos las ramas del Metal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *